Estrategia de fortalecimiento del modelo cooperativo de ahorro y crédito en el Ecuador

Justificación y pertinencia

 

La historia ha demostrado la ineficiencia, ineficacia e insostenibilidad  del sistema económico neoliberal de libre mercado, así como de aquellas economías estatistas totalitarias. Pues la lógica de maximizar la tasa de ganancia del capital, ha provocado la destrucción del medio ambiente y la exclusión social de la mayoría de la población.

 

La historia también ha demostrado que el modelo cooperativo, sustentado en principios y valores de solidaridad, de ayuda mutua y gobernanza democrática, constituye un modelo económico alternativo para la población de escasos recursos, que se organiza en pos de alcanzar en forma conjunta objetivos económicos, sociales y de sostenibilidad del ecosistema.

 

El sistema cooperativo ha demostrado ser un modelo de negocios equitativo, inclusivo y sostenible, validado por sus logros y resultados alcanzados.

 

El Informe Global 300 (ACI Cooperativas de las Américas, 14 de junio 2012) señala que:

 

  • A nivel mundial operan más de 2,6 millones de cooperativas con más de mil millones de miembros en 100 países.
  • Proporcionan más de 100 millones de empleos, 20% más que las multinacionales.
  • Solamente las 300 cooperativas más importantes del mundo son las responsables de gestionar un volumen de negocios total de 1,1 billones de dólares, lo que representa el tamaño de la décima economía más grande del mundo.

 

En 1994 la ONU anunció que: “el sustento diario de más de 3.000 millones de personas (la mitad de la población mundial) era asegurado o facilitado por empresas cooperativas”.

La Resolución de la  ONU A/RES/64/136 adoptada el 18 de diciembre de 2009, reconoció el aporte de las cooperativas al desarrollo sostenible, bajo el eslogan:

“Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor”

La gestión por valores del modelo cooperativo ha permitido superar con éxito las crisis económicas y financieras del sistema capitalista, demostrando que la economía social es el sistema económico más  equitativo y sostenible:

 

  • La cooperativa es el tipo de organización más idónea para abordar todas las dimensiones de la reducción de la pobreza y la exclusión social (ACI/OIT, 2015).
  • Las cooperativas contribuyen al triple balance de la sostenibilidad: social, económico y ambiental (Río+20, Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible).

 

Para el caso ecuatoriano, caracterizado por una cultura solidaria y organizativa, el modelo cooperativo fue incorporado por las organizaciones sociales para desarrollar actividades económicas de carácter asociativo y de beneficio social. No obstante, la experiencia cooperativa ecuatoriana no ha sido del todo exitosa, debido a la presencia de una serie de factores que han limitado su desarrollo.

 

Bajo la perspectiva de reconocer las bondades del modelo cooperativo en el mundo, de las limitaciones y desafíos que enfrenta el movimiento cooperativo en nuestro país, así como de reconocer la cultura solidaria y asociativa del ecuatoriano, se han identificado los dos temas de investigación, ante la necesidad de fortalecer la gestión empresarial de las organizaciones empresariales de micro, pequeños y medianos productores, con modelos y mecanismos propios de este tipo de organizaciones.

 

En efecto, en el país se registran 810.272 empresas, de este total las MIPYMES representan el 98,9% (INEC, 2013). Así mismo, ante la falta de un empleo seguro y digno, los negocios informales de subsistencia se han proliferado alcanzando la cifra de  3’739.200 actividades ocasionales (INEC, Sep. 2015).

Por otra parte, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria – SEPSS confirma la vocación solidaria y asociativa del ecuatoriano, al indicar que 5,3 millones de personas pertenecen a 8.154 organizaciones como cooperativas, asociaciones, cajas comunales, entre otras (SEPS, mayo 2015).

 

Bajo estos antecedentes y en consecuencia con la misión de la Universidad Politécnica Salesiana de orientar sus esfuerzos académicos y de vinculación con la comunidad, hacia los sectores más vulnerables de la sociedad, coloca al modelo cooperativo en un espacio de investigación oportuno y pertinente en la búsqueda de soluciones a la problemática en sus diferentes órdenes. Consecuentemente, el presente tema de investigación se inscribe en la línea de investigación de la Economía popular, finanzas populares y Mypes.

Se han cerrado los comentarios